Debemos colocar el centro de interés principal cerca de las intersecciones de las líneas verticales y horizontales que dividen en tercios el largo y el ancho de la imagen.

Por medio de dos líneas verticales dividimos el ancho de la imagen en tres de igual tamaño. De igual manera dividimos verticalmente la imagen. Tenemos 4 intersecciones que serán nuestras referencias para colocar los elementos en nuestra fotografía.